III. ORGANISMOS EMPRESARIALES


1. Cámara empresarial de las artes gráficas:

La visión de la capacitación que se tiene en la CANAGRAF, es una visión propositiva, en el sentido de que se considera que los primeros que tendrían que capacitarse y certificarse en el modelo de Competencias Laborales son los mismos empresarios, esta concepción surge de un diagnostico sectorial, en el que se determino que el principal problema que tiene la industria de las artes gráficas, es la falta de capacitación y educación del empresario.

En la búsqueda de superar este tipo de deficiencias la cámara empresarial recurre a las instituciones de educación superior para actualizar el curriculum de sus directivos. La CANAGRAF conjuntamente con la UNAM, coordina un diplomado en artes gráficas, este diplomado esta dirigido a gerentes de producción y a gente relacionada directamente con la operación productiva de las empresas.

Otra institución, de carácter privado, a la que recurre la cámara es el Tecnológico de Monterrey, en su programa de aula virtual. Con el Tec. de Monterrey, se diseño un curso denominado ‘Como Dirigir la Empresa de Éxito’, el cual se lleva a cabo con asesoría de la empresa de consultoría PULSAR "... el director de la empresa asiste a clases siempre, y si se va a tratar el tema de producción, va con su jefe de producción o su prensista, o el sólo, si él opera las maquinas, si se va a tratar el tema de administración va con el contador o con sus vendedores, los cuatro principales mandos y el director van asistiendo a los módulos de capacitación de acuerdo al tema que se esta dando".

Este diplomado entra dentro del programa del Tec. de Monterrey conocido como Aula Virtual, en opinión del presidente de la cámara, "este esfuerzo iba a costar aproximadamente 40 mil pesos por empresa y lo vamos a poder bajar a 15 o 16 mil por empresa al tener acceso al aula virtual... en cada aula de los estados donde se lleve el diplomado, habrá un asesor de PULSAR, para que este asesor les dé asesoría a las empresas de esa ciudad que estén tomando el curso... en seis meses vamos a poder tener 750 empresarios capacitados, y ahí vamos a necesitar el apoyo de CIMO a nivel nacional, estamos hablando de un apoyo como de 13,000 pesos por empresa... cabe mencionar que el programa CIMO ha apoyado a la cámara en otros proyectos de capacitación que se han emprendido". Estos apoyos están considerados dentro de la vertiente del programa CIMO de asistencia a empresas agrupadas.

Para lograr la transformación de la cultura del empresario, la CANAGRAF esta impulsando desarrollar la Competencia de ’Capacidad Gerencial’, porque "... estamos tratando de demostrar a los microempresarios que si pueden ser microempresarios,... pero siempre preguntan: ¿qué titulo nos van a dar?... entonces ahora les vamos a decir: ‘usted esta capacitado para dirigir una microempresa, se les va a certificar que la pueden dirigir’... es decir, primero tenemos que certificar al empresario antes que a los trabajadores, ¿por qué?, porque el empresario es muy ciego, el empresario cree que cuando el trabajador tenga un certificado le va a pedir mas sueldo, bueno y ¿si sí?, pues le va a producir mas, nos falta romper esta cultura, por eso le decíamos al CONOCER, que lo primero no es certificar a los trabajadores, lo primero es cambiar la mentalidad de los patrones... tener patrones capacitados, certificados, para que entiendan que necesitan un trabajador certificado".

Esta propuesta se le ha hecho llegar al CONOCER por parte de la cámara, asimismo, el Presidente de la CANAGRAF considera que para lograr una mayor dinámica en los trabajos desarrollados por el CONOCER, es necesario "buscar una metodología más sencilla, porque es muy compleja... (sobretodo en el lenguaje), se debería buscar hablar un poco más el idioma que se habla en el sistema educativo nacional, en lugar de hablar de nuevas terminologías, a lo mejor no quiere decir lo mismo, pero lo haría mas sencillo... luego, como ya lo señale, empezaría por hacer las norma genéricas de empresarios, yo no me habría metido a las normas técnicas todavía, metería todos los esfuerzos a certificar a los mandos intermedios y superiores y después bajaría, porque va a ser muy difícil que primero certifique a los trabajadores y después a los supervisores, va ha haber una resistencia grande, va ha haber un choque, por eso nosotros insistimos mucho en certificar a los empresarios... en eso estamos trabajando y calculamos que para agosto estará la norma, y en diciembre podríamos empezar a certificar a estos empresarios, y ellos a su vez, van a querer certificar a sus trabajadores".

Actualmente, la CANAGRAF participa en el comité técnico de normalización de artes gráficas, en el cual se tienen formados cuatro comités en las áreas de flexigrafía, diseño e impresión. En el comité técnico se desagrego el mapa funcional y se establecieron 4 normas por especialidad (impresión en sistemas de offset; impresión en sistema de tipografía; impresión en flexografía e impresión en serigrafía). Para 1999 se tiene pensado desarrollar la norma de diseño, para lo cual, se van a juntar varios comités: textil, automotriz, artes gráficas, etc.

En el comité participan mas de 20 empresarios, 5 o 6 gentes del área de las escuelas y 5 del área laboral (representantes sindicales, obreros o maestros de taller).

La CANAGRAF propuso ya al CONOCER un instituto certificador: el Instituto Mexicano de Normalización y Certificación, "ellos nos han ayudado en la certificación de ISO-9000 y ya conocen las artes gráficas, saben de qué estamos hablando en esto de certificación... también ya avanzamos en los organismos evaluadores, tenemos con CONALEP, en el Centro de Capacitación de las Artes Gráficas (CCAG), y muchas empresas que en lo particular están queriendo ser evaluadores y en cada una de las 25 delegaciones de la cámara estamos formando dos evaluadores independientes,... y los evaluadores que van a ser escuelas e independientes van a comenzar a dar capacitación en base a normas laborales, va a cambiar el sistema de capacitación".

Sin embargo, reconoce que cambiar las estructuras de la formación otorgada por las instituciones publicas no es tarea fácil, "el CONALEP lo acepto, el CEFETI que es la escuela con la que más trabaja la CANAGRAF está modificando su curricula, para que la hagan basándose en estas normas en las carreras de artes gráficas". Para lograr este cambio se requiere impulsar nuevas formas y concepciones de trabajar, la CANAGRAF ha mantenido con CONALEP una carrera de técnicos en artes gráficas, pero "estabamos dando esta carrera en base a un programa teórico que había, entonces lo que se hizo fue cambiar la curricula, para que ahora todo se haga en base a competencias laborales". Este tipo de vínculos se esta dando actualmente entre CONALEP y el sector privado con la finalidad de construir conjuntamente las normas de competencia laboral.

La opinión que se tenía de CONALEP, antes del proceso de competencias laborales, era que "... CONALEP, y lo dije cuando era miembro del comité técnico del CONALEP, era una fabrica de desempleados, no se adaptaba a las empresas, porque CONALEP pensaba que los egresados de los colegios deberían salir como mandos intermedios, por eso es que era una fabrica de desempleados, no por otra cosa, la escuela es excelente, los laboratorios son excelentes, los maestros son muy buenos, los alumnos son de buen nivel, pero les meten durante tres años en que hacen la carrera, que son ingenieros junior y que ellos de mando intermedio para arriba, entonces llegan a la fabrica y dicen: ‘somos ingenieros junior’ y no aceptan puestos mas que de mandos intermedios para arriba".

Actualmente, el presidente de CANAGRAF considera que la oferta educativa de CONALEP ha cambiado con el proceso de normalización y certificación de las competencias laborales, "porqué están más metidos en lo del certificado, antes se decía: ‘es un técnico’, pero técnico ¿en qué?, ahora va a tener una constancia de habilidades y CONALEP va a poder decir: ‘este señor es capaz de operar una prensa de impresión, capaz de imprimir imágenes y repetir imágenes en una prensa offset’, entonces es capaz en algo, ya sabe hacer algo... como patrón veo su certificado y lo puedo ocupar, si me dice que es técnico en artes gráficas, como empresario considero que no sabe nada. CONALEP se dio cuenta de que la competencia laboral puede funcionar y cambio su carrera a una carrera en base a competencia laboral en lugar de una carrera en base de teoría, esto es un cambio importante".

Con relación al futuro del CONOCER, el Presidente de la CANAGRAF considera que "hay dos alternativas: la favorable si el CONOCER funciona, si el sistema educativo lo asimila, entonces el CONOCER será un organismo muy importante, creo que va a ser la medula de los sistemas de capacitación técnicos en México porque todo mundo va querer certificarse. La desfavorable, si no funciona, si la burocracia puede mas, si el sistema educativo lo abruma y no lo deja salir, tendrá que desaparecer como un proyecto que pudo haber sido bueno"

2. Asociación de industriales

La asociación de industriales enfrenta una serie de obstáculos y restricciones para apoyar a sus agremiados en materia de formación de recursos humanos, en virtud de los problemas de sobrevivencia que han enfrentado las empresas en la zona de influencia de la asociación, lo cual genera que su estrategia de capacitación se encuentre en una etapa de retroceso.

Este retroceso es producto de la perdida de interés por la capacitación, en opinión de su vicepresidente "... antes impulsábamos la capacitación, ahorita estamos en un proceso de resurgimiento, porque nos golpeo mucho la crisis de 1995, entonces que capacitación ni que nada, teníamos que sobrevivir, lo que buscábamos era más el aspecto finanzas... de cuatro meses a la fecha, empezamos apenas a respirar, ya las empresas han agarrado su nivel, las que desaparecieron ya desaparecieron, pero las empresas que estamos, estamos limpiando nuestras finanzas, estamos empezando a respirar".

Este tipo de problemas hace que no exista un programa de capacitación a nivel de asociación, además de que "los empresarios son muy apáticos, el problema de la nueva cultura laboral es capacitar a los empresarios, su nivel cultural ha quedado muy corto, no estamos preparados porque de una economía cerrada por más de cuarenta años, pasamos a una economía abierta, la gente no esta preparada, el empresario se esta dando cuenta que no esta preparado, que esta mal... que su mercadotecnia no es la adecuada, que sus finanzas no las maneja bien, que el departamento de recursos humanos no hace lo que debería hacer, no se le da el valor que tiene... se debe capacitar al empresario"

Otro factor que influye en la ausencia de un programa estructurado de formación de recursos humanos es que "... la capacitación no es vista por los directores de empresa como una necesidad... excepto las transnacionales que la ven como una necesidad, como algo que les da valor agregado con relación a su competencia".

La Asociación de Industriales realizó un estudio en diciembre de 1997 en 54 empresas de su zona de influencia, sobre perfiles ocupacionales, "... nos encontramos que de los años 50 a la fecha, la población era de 200 y tantas mil gentes en la zona, ahora son casi un millón ochocientos... nos encontramos que la mayoría de la gente viene de provincia y terminan como obreros generales, obreros semicalificados, vendedores, choferes y mensajeros... por la necesidad de trabajar dejan truncos sus estudios... el nivel educacional en esta zona es de secundaria o menos, trabajan en los niveles más bajos y ganan los salarios más bajos".

La asociación de Industriales ha buscado el apoyo de los programas CIMO y PROBECAT, "... como una necesidad, una ayuda económica para la capacitación, para aprovechar los recursos que esta manejando el sector público para las empresas... se ha trabajado principalmente en el sector del ramo mueblero... se hizo promoción y se trabajó mucho, pero se fue decayendo y en la actualidad ha sido mínimo, no se le ha dado la actualización o el servicio adecuado al programa CIMO, ahorita 10 empresas a nivel de la asociación trabajan con CIMO, y hace algunos años se estaba trabajando en unas 90 empresas". Esta disminución en el numero de empresas atendidas que forman parte de la asociación, quizá se deba a que al ser CIMO un programa operado por la demanda, atiende aquellas actividades en las cuales existe el interés de las empresas y el apoyo de las organizaciones empresariales, al ser las empresas las que voluntariamente solicitan y dan acceso al proceso de asistencia técnica de la Unidad Promotora de Capacitación (UPC) de CIMO, en este sentido, es probable que por la falta de interés en la capacitación derivada de la necesidad de ‘sobrevivencia’ de las empresas, la asociación haya dejado de solicitar apoyos al programa CIMO, no obstante que la UPC se encuentra físicamente dentro de las instalaciones de la Asociación de Industriales.

En opinión del entrevistado, "... se requiere conocer de CIMO sus virtudes, en la actualidad ya no se le ha dado más publicidad a los empresarios... dentro de las cámaras, asociaciones empresariales, es mínima la promoción que se le esta haciendo, ha bajado mucho de cómo se manejaba antes... no sé actualmente como funciona el programa CIMO, me desligue, porque ya no me visitaron, se ha desligado mucho de la asociación".

PROBECAT, por su parte, "debería apoyar a los trabajadores despedidos... para que empiecen otra vez, pero el problema es que los trabajadores despedidos son gente de mas de 40 años, ellos desgraciadamente no pueden regresar a su fuente de trabajo, porque los niveles ocupacionales que esta requiriendo el empresario son de 18 años".

Esta asociación, por otra parte, no mantiene ninguna relación con el CONALEP, porque en opinión de su vicepresidente, "... CONALEP fue creando carreras ilógicas, que no satisfacen las necesidades de los empresarios... la asociación participó mucho con ellos, incluso fuimos representantes del CONALEP en esta zona industrial, pero hubo cambio de director y se fue perdiendo la naturaleza para la que fue creado el Colegio... no se adecua a las necesidades de la industria... nosotros le pedíamos gente para nuestras empresas asociadas y no la mandaban... el objetivo inicial de CONALEP fue bueno... se perdió... ahora ya reestructuraron y quedaron 29 carreras de no sé de cuantas cientos de carreras, porque se creaban de la noche a la mañana: técnico en hotelería, técnico en esto, en lo otro, y no era realmente la necesidad del empresario... ahora parece que esta recuperando su misión". Conviene aclarar, que el crecimiento desmesurado de carreras, se debía principalmente a que cada empresa grande aspiraba a un curso a su medida, con la certificación o diploma de la institución.

Estas acciones anotadas por el vicepresidente de la asociación, se inscriben en la trayectoria de cambio del CONALEP de reestructuración de su programa curricular, reduciendo el numero de carreras e introduciendo esquemas modulares basados en normas de competencia laboral.

A DGETI se le conoce poco en la asociación, "... creo que hace falta más acercamiento con las asociaciones, con los empresarios, tienen que acercarse a las cámaras y a las asociaciones, para que realmente satisfaga las necesidades de ellos".

Otro problema que tienen estas instituciones desde la visión del representante de la asociación de industriales es que "desgraciadamente no tienen el mobiliario adecuado, por ejemplo, si son 50 alumnos y tienen dos tornos, entonces el tiempo que se esta trabajando en el torno pues es mínimo, y dicen ‘es tornero’, pero no, porque si trabajo en los tres años 5 horas en el torno, es mucho, porque no tuvo el tiempo de ir al torno... les falta equipamiento y además actualizado, porque son equipos obsoletos, no van de acuerdo con la nueva tecnología... los egresados cuando van a la empresa quedan fuera automáticamente porque no conocen lo que es un torno por computadora... estamos preparando a semicalificados, que si entienden, pero cuando salen no saben usar la maquinaria de punta, la que esta en las empresas".

Aunado a lo anterior, apunta "... el problema de los CONALEP`s y DGETI`s es que no medimos la calidad sino la cantidad, decimos: ‘cuantos CONALEP´s hay, pues hay 300 o 500’, se deberían hacer DGETI´s y CONALEP´s por delegaciones, a través de las asociaciones... centros de calidad, no de cantidad... para lograrlo, los empresarios estamos dispuestos a ceder equipos para formar al recurso humano que vive en la zona, que esta cerca de la fábrica, pero ese acercamiento no se da", a pesar de que CONALEP recibe donación de equipo por parte de empresas, sobre todo cuando hay de por medio una actividad de formación del personal de la empresa o cuando se relaciona con el tipo de calificación demandada por ella.

La Asociación no participa en el CONOCER, sin embargo, su vicepresidente señalo que a través de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) "... la asociación entró en un proceso de normalización de habilidades laborales con una metodología propia, parecida a la del CONOCER, pero con mayor profundidad, más acorde a las necesidades de la empresa, esto lo estamos trabajando directamente con la maestría en Sociología del Trabajo, el problema es que esta Universidad no cuenta con una infraestructura suficiente, ni personal que se pueda dedicar de tiempo completo al proyecto, como sucede en otras áreas en las que la UAM ayuda a la Asociación, como es el caso de tratamiento de aguas residuales".

3. Cámara empresarial de la platería

La rama de la platería y la joyería, si bien es una industria "de vista" como la definió el ex presidente de la cámara, esta compuesta en su mayoría por pequeños talleres familiares con escasos recursos económicos para invertir y poco o nulo acceso al crédito.

Esto, en cierta forma, hace difícil diseñar una estrategia de capacitación en las empresas, razón por la cual la cámara de esta industria buscó una alternativa para capacitar a los microempresarios afiliados a esta cámara.

Su estrategia de capacitación se sustenta en los apoyos brindados por CIMO, esta agrupación absorbe el 30% de los costos de la capacitación y asistencia técnica a sus agremiados, mientras que CIMO aporta el restante 70%. El apoyo de CIMO es considerado por el ex presidente y actual asesor de la cámara como vital, porque "en su mayoría, son talleres pequeños de lapidaria... que han podido instalar, aparte del tallado de piedra, talleres de vaciado a la cera perdida, son talleres pequeños, de una sola persona o dos, talleres familiares que son artesanales, por lo general, en la industria nuestra, el trabajador es el propietario... y ahorita ya tienen una pequeña tecnología que les ha elevado su producción y son competitivos... CIMO nos apoya para que los maestros que están dando sus cursos, reciban un salario... en una industria que su estado es critico, el apoyo que nos da CIMO es altamente positivo... damos a todos estos talleres becas, ellos no ponen absolutamente un ‘cinco’ (dinero)... los cursos son básicamente para difundir técnicas nuevas como el vaciado a la cera perdida, gemología y diseño, terminados, trabajos al montado".

La idea de apoyar a estos talleres, es que "todos los talleres que llamamos familiares, tengan acceso a beneficiarse de acuerdo a su capital, que reciban cimientos, que puedan crear dentro de su estructura otros sistemas de producción de bajo costo que les puedan hacer competir con empresas desarrolladas o macroindustrias o industrias de mediana categoría".

Con el programa CIMO se despertó el interés de este organismo empresarial por brindar a sus agremiados servicios integrados, a una red de servicios a las empresas de esta cámara empresarial.

Con CIMO, se tiene la ventaja, de que "... nosotros enfocamos la capacitación a nuestros criterios, que es una gran libertad, porque nosotros sabemos como hacerlo y nos da la libertad de enfocar eso mediante un seguimiento, una observación de lo que estamos haciendo... nos permiten hacer las cosas como las necesitamos, no nos imponen cursos o asistencias técnicas... se tiene contemplado iniciar nuevas fases en el apoyo de CIMO, continuar con esta experiencia, porque son miles de talleres, estamos tratando de multiplicarla".

Este tipo de beneficios son posible porque CIMO tiene la peculiaridad de que no es el ejecutor directo de la formación, sino que es una instancia intermediaria y facilitadora entre la oferta de capacitación existente y la demanda concreta de los organismos productivos, su ventaja es por tanto su flexibilidad y adaptabilidad a las necesidades reales identificadas por los organismos productivos.

Los únicos apoyos que se buscan son los ofrecidos por CIMO debido a que otras instituciones que pudieran ofrecer cursos de capacitación acordes con esta industria cobran muy caros sus cursos y por esta razón "... recurrimos mas al apoyo que da CIMO".

Con instituciones de educación publica, solo se tuvo una relación, con CONALEP, sobre todo para la adquisición de equipo de bajo costo "... esa es toda nuestra vinculación con instituciones publicas de educación media... DGETI, CONALEP o CECATI no tienen especialidad en joyería, es una especialización prácticamente desconocida. Bellas Artes tiene algo, pero no tenemos relación con esta institución como cámara, pero nos han buscado alumnos egresados de la escuela de Bellas Artes para abrirles canales de venta de sus productos".


ÍNDICE